OFERTA DE VALOR.

Hoy en día, los consumidores están bombardeados de publicidad de miles de marcas, haciendo cada vez más difícil que éstas puedan diferenciarse con una oferta más atractiva. Lo que el inbound marketing propone es que dejemos de perseguir a nuestros futuros consumidores como un animal tras su presa, y mejor coloquemos un mensaje que en lugar de estar cargado de ofertas y promociones ofrezca información suficiente que les ayude a tomar una mejor decisión.

Cuando ofrecemos información de valor, nos posicionamos como expertos en la materia, haciendo que nuestros futuros consumidores confíen en comprarle a una marca que sabe lo que vende y que enseña a usarlo, antes que a una marca que solo tiene el interés de vender. Es hora de tener una estrategia de contenido.